El ser humano tiene una dimensión social que lo lleva a interesarse por el bienestar de la comunidad en que vive. A esa preocupación se le llama conciencia social. Esta actitud no nace con las personas sino que se afianza a medida que se van dando cuenta de que pertenecen a una sociedad y que los problemas sociales afectan sus vidas y las de los demás.Sin embargo, otras personas asumen una actitud de pasividad social cuando se muestran indiferentes frente a lo que ocurre a su alrededor o ante las necesidades ajenas. Este tipo de actitudes constituyen un serio obstáculo para el progreso de una sociedad pues ese objetivo solo se puede lograr con la participación de todos sus integrantes.1- EL COMPROMISO SOCIALEl compromiso social consiste en involucrarse voluntariamente y profundamente con el bienestar de la humanidad en general. Una persona que pone en práctica esta actitud es capaz de superar la indiferencia y el individualismo para invertir su tiempo y sus capacidades en el bienestar de sus semejantes y en el mejoramiento de su entorno.El compromiso social es una actitud que debe manifestarse no solamente en las personas sino también en las instituciones (EL ESTADO, LAS EMPRESAS, LAS IGLESIAS, LAS ESCUELAS, ETC.), que deben comprometerse por el bienestar de su entorno natural y social, y apoyar los esfuerzos de las personas y los grupos que trabajen por ese objetivo. Por ejemplo, una empresa minera que tiene responsabilidad social debe cuidar que la extracción de minerales no contamine el medio ambiente, así como realizar inversiones que promuevan el progreso social y económico de la localidad en la que está asentada.2- LA SOLIDARIDAD SOCIALLa solidaridad es el valor sobre el cual se fundamentan las actitudes de conciencia y compromiso social. Este valor consiste en el reconocimiento de que la acción colectiva es la única vía para forjar un orden más justo de convivencia.Las formas de solidaridad mas adecuadas son las siguientes:a) LA ASISTENCIA SOCIAL: consiste en la atención inmediata y planificada de situaciones urgentes que no implican un proyecto muy largo. Por ejemplo, ayudar a una comunidad que fue afectada por un desastre natural.b) LA PROMOCIÓN SOCIAL: es el proceso que busca despertar en las personas su protagonismo crítico frente a una situación problemática que afecta sus derechos. Por ejemplo, dirigir una campaña contra la exclusión social.c) EL DESARROLLO COMUNITARIO: se relaciona con la ejecución de proyectos que busca organizar a la comunidad para la mejora de su ciudad de vida. Por ejemplo, propiciar un proyecto de protección del medio ambiente.3-RESPONSABILIDADES DE LOS JÓVENESNuestra sociedad ha desarrollado una serie de espacios sociales que promueve el compromiso y la responsabilidad social entre los jóvenes. Con la participación activa de aquellos en dichos espacios se pretende superar el individualismo y forjar una actitud responsable frente a la sociedad. Entre los más importantes tenemos:a) LOS CONSEJOS ESTUDIANTILES: estos consejos están formados por estudiantes de diferentes grados y cuenta con delegados, su objetivo es participar de la toma de decisiones en el colegio. A través de esta práctica se promueve el sentido de corresponsabilidad con las autoridades y profesores al momento de decidir sobre asuntos del colegio.b) EL MUNICIPIO ESCOLAR: es una experiencia de participación estudiantil que trata de acercar la escuela a los intereses y necesidades de los adolescentes, así como contribuir al desarrollo de valores, actitudes y conductas indispensables para la convivencia democrática en la escuela y la comunidad. Los colegios que cuentan con este sistema tienen un municipio escolar y, además, regidores o representantes por grado o aula.c) LA DEFONSORIA DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE: es una organización publica cuyo objetivo es la promoción y defensa de los derechos del niño y del adolescentes. Aunque esta dirigido por profesionales, los niños pueden participar como promotores defensores